6.00

Rosas de Jericó del desierto del Sahara. No confundir con la Selaginella lepidophylla, (falsa Rosa de Jericó), que es una especie de helecho o similar que habita en América y se comercializa bajo el mismo nombre.

Agotado

Descripción

 

La Verdadera Rosa de Jericó o de Ariha (Jericó en árabe) no es rosa ni es de Jericó (ciudad de Cisjordania, Palestina), es una especie completamente diferente de las flores que conocemos como rosas, por otro lado no crece naturalmente en Jericó. Esta ciudad entre 2000 a 3000 años antes de Cristo gozaba de gran esplendor extendiéndose el rumor que tal bonanza se debía a la abundante presencia de esta planta que los ricos comerciantes adquirían en lugares lejanos y a elevados precios, convencidos de que se trataba de un poderoso amuleto para bendecir sus casas y hacer prosperar sus negocios, cosa que ocurrió por lo que la planta adoptó el nombre de la ciudad que con tanto interés la acogió.

 

Desde tiempos remotos se utilizaba como elemento pronosticador del clima, ya que al ser un vegetal higrómetro, el sabio pronosticaba con acierto; en tiempo seco la planta permanece completamente cerrada, en tiempo húmedo se abre con lentitud; si amenaza lluvia se abre con más rapidez según sea la proximidad de descarga de las nubes.

Es importante no confundir la auténtica Rosa de Jericó (Anastática Hierochúntica), con la falsa Rosa de Jericó (Selaginella lepidophylla), que es una especie de helecho o similar que habita en América y se comercializa bajo el mismo nombre. Las rosas que vendemos en Aventour son las auténticas Anastática Hierochúntica, recogidas del desierto del Sahara en Marruecos y Argelia.

 

La rosa de Jericó cuenta con muchas propiedades, sobre todo, místicas, por lo que se cree que es un excelente amuleto para bendecir a personas y todo tipo de lugares.

A la rosa de Jericó también se le otorgar ciertos poderes desde hace siglos siendo los primeros documentados en Jericó 2000 años antes de Cristo. Algunos de estos poderes o usos mágicos son los siguientes:

– Habilidad de transformar la energía negativa en positiva.

– Bendición y protección de casas.

– Atraer la suerte, el dinero y la fortuna a los negocios.

La leyenda de la rosa de Jericó y el niño Jesús

Cuando María y José huyeron de la ciudad de Belén con el niño Jesús para evadir su asesinato por Herodes y estaban cruzando las llanuras de Jericó, María se bajó del burro en la que estaba montada y al tocar el suelo una rosa de Jericó brotó para saludar al niño Jesús. Posteriormente y durante la vida de Jesús esta planta siguió floreciendo, pero tras su muerte todas se secaron. Tres días después, junto con la resurrección de Cristo las rosas de Jericó también lo hicieron.

Hay otra leyenda que dice que mientras Jesús oraba por el desierto una rosa de Jericó lo seguía empujada por el viento y parándose a sus pies; al amanecer la humedad se transformaba en gotas de rocío que se acumulaban entre las ramas de la rosa de Jericó, y Jesús utilizaba estas gotas de agua para calmar su sed.

Información adicional

Peso 0.150 kg
Back to top
Close Offcanvas Sidebar